13 mayo 2017

El éxito genético está en la mezcla

Un fantasma recorre el mundo, el de la novela policiaca, un género que no distingue entre países G(-8), desarrollados, emergentes o en vías de desarrollo. Ya hay un detective palestino (Omar Yusef, criatura del inglés Matt Beynon Rees), y ahora es una escritora india, Kalpana Swaninathan, la que aporta a la ex policía Lalli, que, por ser mujer y de cierta edad, ya ha sido comparada con Miss Marple.

De hecho, la comparación con doña Agatha persigue a esta cirujana pediátrica que escribe libros infantiles y novelas de misterio (Siruela acaba de publicar en España La canción del jardinero, tras Los crímenes de Ardeshir Villa). Pero ella despeja el equívoco enseguida. «No, no soy en absoluto una heredera de Agatha Christie. Me parece maravillosa, pero ella es ella y yo, aunque no sea tan buena como ella, soy yo».

¿Y ese gusto por los ambientes cerrados (La canción del jardinero transcurre en una comunidad de vecinos)? «Quería hacer una parodia de la típica novela de asesinato en casa rústica aristocrática del Reino Unido», explica la escritora. La observación de que pocos odios son comparables a los que se incuban en una comunidad de vecinos le da pie para un encendido elogio del mestizaje y el multiculturalismo.

«Lo que engendra odios y violencia son los guetos en los que sólo hay un tipo de personas, separadas por una muralla de otros grupos, de modo que se constituye un ellos y un nosotros. Esto empieza a pasar en Bombay, que siempre ha sido conocida por todo lo contrario, por la convivencia entre distintos grupos; ni siquiera hace falta la tolerancia de unos grupos hacia otros, hay verdadero compañerismo. En cualquier autobús pueden coincidir cinco lenguas, cinco grupos étnicos y tres o cuatro religiones. India es una nación hecha de diversidades, y si no nos damos cariño unos a otros, dejaremos de existir como nación. Nuestra fortaleza ha dependido siempre de nuestra diversidad; hacer otra cosa sería un retroceso vergonzoso. La genética nos enseña el éxito que hay en la mezcla».
Volviendo a su estilo, se constata que su inserción en la tradición de la novela de enigma (eso no lo niega) no le impide incluir toques sociales, al estilo del género negro, la otra gran rama de la novela policiaca. «Es inevitable», afirma. «El objetivo de todo escritor es presentar su forma de ver las cosas dentro del mundo en que vivimos. Hasta un monólogo interior incluye la crítica social; mucho más una novela como ésta».

En La canción del jardinero, por ejemplo, se desliza una crítica a esos europeos (representados por dos turistas holandesas) poseídos por «el prejuicio arrogante de que en una semana pueden cambiar el destino de una nación; ni los portugueses ni los ingleses, que nos colonizaron durante siglos, fueron tan arrogantes de pensar eso».
Siendo cirujana pediátrica, no sorprende que escriba novelas para niños, pero las de enigma… «Lo primero es que las más difíciles de escribir son las infantiles. En cuanto a las otras, cada médico es un detective. Cuando un médico llega a un diagnóstico, éste no tiene tanto que ver con los análisis como con la forma en que el paciente ha llegado, con su lenguaje corporal, con la historia que cuenta su cuerpo, con todo lo que el médico ha observado».

26 abril 2017

Simona Ventura y su liposucción

Si un partido heroico del Estudiantes de la Plata no lo impide, el Fútbol Club Barcelona alzará esta tarde el trofeo que le acredita como campeón del Mundial de Clubes, su sexta copa de la temporada. Todo un triunfo deportivo para el presidente del club Joan [Jan] Laporta, el gran derrotado -pues la participación no llegó al 30%- de la consulta independentista ilegal celebrada en diferentes municipios de Cataluña el pasado fin de semana. Ante el fracaso, los partidos nacionalistas se apresuraron a distanciarse de Laporta, instigador principal de los referéndum.

Desgraciado en política, afortunado en el juego y... en el amor. Al menos eso es lo que se dice en Italia, aunque quizás sea parte de un plan de venganza urdido por Samuel Eto'o tras su polémica salida del club. Simona Ventura, de 44 años, es una ex velina reconvertida en la estrella indiscutida de la televisión. Ha sido la revista italiana de cotilleos Novella 2000 la que se ha encargado de destapar el affaire. Según esa publicación, la pasión entre el presidente del FC Barcelona y la popular presentadora surgió en una cena en Milán, cuando el Barça y el Inter andaban enfrascados en las negociaciones de los traspasos de Ibrahimovic y Eto'o.

Desde entonces Simona Ventura, reina de los realities, habría viajado con frecuencia a Barcelona. Incluido el pasado 29 de noviembre, cuando se desplazó allí a bordo de un avión privado para ver el final del encuentro entre el Barça y el Real Madrid y acudir a la fiesta posterior.
Parece evidente que el fútbol ha jugado un papel importarte en hacer surgir la chispa entre ambos. Al fin y al cabo, la Ventura es una gran forofa del Calcio y una hincha absoluta del Torino.

A lo largo de su carrera ha llevado las riendas de varios programas deportivos, incluido Quelli che il calcio e…, el veterano espacio de la RAI 2 que los domingos por la tarde se dedica a comentar los partidos de la serie A y que presenta desde 2017. Y, por si aún cupieran dudas sobre su pasión por el balompié, cabe añadir que en 1998 se casó con el ex futbolista Stefano Bettarini, del que se separó seis años y dos hijos después.
Fue precisamente Bettarini quien, en un programa en el que estaban juntos, dejó caer que el último amor de su ex mujer hablaba español... ¿Laporta? Está claro que en el caso de ser verdad, Laporta sólo habla catalán en público. Pero Simona Ventura es mucho más que una simple presentadora de televisión. Es una de las mujeres más deseadas de Italia. Al fin y al cabo, fue gracias a su estupendo palmito que comenzó a hacerse un nombre.
Sobre todo, después de ganar el título de Miss Muretto, de alzarse en 1987 con el título de Miss Mujer Ideal y de quedar cuarta en 1988 en el concurso de Miss Universo. Es verdad que se presentó a Miss Italia y no consiguió la corona, pero cabe decir que tampoco Sophia Loren la logró en su momento.

A pesar de que ya no es ninguna adolescente, Simona Ventura sigue desatando pasiones en Italia. «Soy una mujer del espectáculo, así que tengo que estar espectacular», ha asegurado en alguna ocasión, admitiendo haber recurrido al quirófano para mejorar su aspecto. En ese sentido, reconoce haberse retocado en tres ocasiones la nariz y el pecho, haberse sometido a una ligera liposucción y haberse hecho un lifting facial. Pero tampoco han faltado los escándalos en la vida de Simona Ventura.
Desde hace tiempo, por ejemplo, se ve acosada por los rumores de que es cocainómana. Sobre todo, a raíz de que su ex marido amenazara con revelar a los medios de comunicación sus vicios privados. «No he probado la cocaína en mi vida», se defiende ella. Pero aún así, y a fin de no perder la custodia de sus dos hijos propios y de la niña que tiene en acogida, cada seis meses se hace un test para poder demostrar que efectivamente está limpia. Hoy tanto Laporta como su supuesto nuevo amor celebrarán el previsible triunfo del Barcelona, aunque los rigores islámicos de Abu Dhabi dificulten la reedición de la barçanal.

El líder lo es por algo aunque, como asegura Xavier Trías, candidato de CIU al la alcaldía de Barcelona, a Laporta «le traiciona su carácter». Y sí, le traicionó de nuevo días atrás al celebrar la victoria de su Barça del alma sobre el Real Madrid.
En la discoteca barcelonesa Luz de Gas, conocida y reconocida por las actuaciones musicales en vivo, templo nocturno de la burguesía catalana de diseño, el presidente azulgrana mostró una euforia consecuente y las circunstancias, muchas, convergieron en una sola instantánea: el líder bañado en burbujas de champán [francés que no cava] Mumm y con un puro entre los dedos. Faltaron horas para que las fotografías se imprimieran en las principales portadas y para que los comentarios se instalaran frente a micros, en tertulias políticas y en corrillos más privados.

Uno de los propietarios de Luz de Gas, Fede Sardá, presenció la fiesta que, contrariamente a lo que se ha rumoreado, no era en absoluto privada. Éste es su relato de los hechos: «Laporta llegó con un grupo grande y yo mismo me situé en la cabina e hice que sonaran unos pocos compases del himno del Barça. Dejé el puesto al dj y me dirigí a la barra. Al momento, alguien compró cuatro botellas de champán Mumm, agarró una, rociaron a Laporta y le colocaron la botella en la mano. En mi sala está prohibido sacar la botella de la barra, así es que les llamé la atención. También está prohibido hacer fotos porque hay que preservar la intimidad de los clientes, pero hoy en día esto es más difícil de controlar. Vi que se hacían fotos entre todo el grupo, por eso nadie le dio importancia a esta cuestión». Después sucedió el aluvión de portadas, la noticia, el escándalo. Según dicen, la exuberante Simona estaba presente. ¿Hará lo propio esta tarde en Abu Dhabi?

A los pocos días de la provocacadora fiesta, el presidente del FCB fue cabecilla del grupo promotor de una especie de referéndum populista celebrado en urnas comarcales catalanas: Independentismo, ¿si o no?
Trías comenta: «Necesita a alguien que le aconseje cómo comportarse. En Barcelona la gente suele respetar la vida privada ajena, importa poco la separación de un personaje público, pero hay exhibicionismos que no se perdonan. La vida política ha de saber que no es nada fácil. Estaría bien que una vez finalizado su mandato en el Barça se tomara un tiempo de reflexión, para tranquilizarse».

Contrastado el escaso interés que Laporta despierta entre los convergentes, la opinión del PP difiere apenas de la de los soberanistas catalanes. Alberto Fernández-Díaz comenta: «Las escenas de fiesta de Laporta son reprobables y poco edificantes, y opino así al margen de la política. Cuando te conviertes en un personaje público renuncias a una buena parte de ti mismo porque representas a otros».
Los grupos más radicales de la izquierda han mantenido sus idilios con Laporta, pero al fin es sólo Reagrupament.cat, del disidente de ERC Joan Carretero, quien mantiene el acercamieto.

Un declive político que se precipitó con la exclusiva de LOC sobre la demanda que le había puesto su ex amante y empleada Flavia Massoli (37 años), por despido improcedente. Ella misma ha contado pormenores de «una relación de más de cuatro años, que terminó por las infidelidades de Jan con la marroquí Sana Khouja, cuando estaba casado con Constanza Echevarría».

Según la brasileña, la presionaron para firmar su baja voluntaria del club: «Jan me pidió que firmara a cambio de una larga lista de promesas que nunca ha cumplido». Ninguno de los testigos citados acudió al juicio y la demanda de Flavia ha sido desestimada en noviembre por estar presentada fuera de plazo.
Pero Flavia se enfrenta a otra demanda interpuesta por Khouja, la amante a la que Flavia, en un arranque de celos, agarró por el pelo en plena calle. «La vi salir una noche del piso de Juan Bosch; yo sabía que Jan tenía las llaves e intuí que habían estado juntos». La marroquí pide ahora orden de alejamiento.
El miércoles 9 de diciembre, Flavia consiguió hablar con Laporta y le pidió ayuda: para que Sana retirara la denuncia y para volver a Brasil y poder empezar una nueva vida. «Me la negó totalmente», dice Flavia, «dijo no reconocerme y no tener ascendente sobre Sana».

Hoy veremos como Laporta celebra el triunfo deportivo que no logró en las urnas políticas. Otra contradicción en un catalanista que defiende la imposición lingüística pero que en la intimidad habla español y se baña en champán francés en lugar de cava.

DISCRETA: Mientras Jan Laporta nada en provocaciones, la madre de sus hijos Pol (16), Guillem (13) y Joan (11) y hasta hace poco su esposa sigue con su vida ajena al escándalo, aunque en cierta medida le haya alcanzado. Su idilio comenzó en la Facultad de Derecho, les condujo al noviazgo, la boda y a ser padres de tres hijos.
NUEVA VIDA: Hoy, separada de su marido, Constanza Echevaría vive entregada a sus hijos y sigue unos cursos de Mediación Familiar con los que pretende ayudar a las familias que se ven sumergidas en situaciones de crisis, ya sea de pareja, con los hijos o laborales. Todavía no ha sonado definitivamente la palabra divorcio, y la visión de gran parte de su entorno más cercano es que Constanza sigue enamorada del que fue su compañero.

«TODAVÍA LE QUIERE»: Así, le defiende de muchos de los ataques a los que se ve sometido. Sigue describiéndole como un buen padre, responsabiliza a los medios de la mala imagen que pretenden darle y les atribuye el daño que puedan infringir a sus hijos. Según declaraciones de un amigo de Echevarría, «ella no se merece la forma como él la ha tratado».
APOYO FAMILIAR: Constanza vive en una casa cercana al domicilio de sus padres en Barcelona por lo que Pol, Joan y Guillem pueden contrarrestar las proclamas independentistas de su padre con el españolismo confeso que su abuelo materno Juan Echavarría profesa.
SIMONA VENTURA. Tiene 44 años y uno de los físicos más alabados de los medios de comunicación italianos... Y eso que compite con otras velinas berlusconianas de primera división. Presenta desde hace algunos años varios programas deportivos de éxito. Es fan del Torino, rubia y se ha sometido a cuatro operaciones estéticas para retocar su nariz y sus pechos, además de una liposucción.
FLAVIA MASSOLI. Es evidente que la brasileña (37 años) no ha pasado por el quirófano para aumentar su busto pero coincide con Simona en el color de pelo. Su figura, sin necesidad de liposucción, es muy estilizada aunque carece del físico de magioratta de la italiana. Tras dos años trabajando en el Barça, cesó en su cargo. Ha demandado a la entidad.

22 marzo 2017

El sentido del ridículo

El 8 de enero llega a los cines El cónsul de Sodoma, una película que dará mucho que hablar. Para algunos, es el mayor escándalo cinematográfico de los últimos años. El público que asistió hace unos días al preestreno en Madrid aplaudió con entusiasmo al final de la proyección, e incluso muchos no pudieron contener el llanto.
En la película, basada en la biografía del poeta Jaime Gil de Biedma y escrita por Miguel Dalmau, se estrena como actriz Bimba Bosé, digna heredera del clan de toreros, músicos y artistas polifacéticos que componen una familia singular: los Bosé Dominguín.
Bimba, de 35 años, estudiante de ballet en su juventud, modelo carismática diferente a la escuálida maniquí al uso, empresaria de moda y mil cosas más, había hecho de todo menos cine.

«Estoy súper contenta y muy orgullosa de haber participado en una película así y que éste haya sido mi primer papel.
Y con un personaje rompedor que le va al pelo. Es Belle, la amante de Gil de Biedma, la única mujer con la que tuvo relaciones siendo homosexual declarado.
Respuesta.- Una actriz tiene que hacer de todo, pero para empezar, no está mal. El director arriesgó mucho porque yo no tenía experiencia, pero todavía tengo mucho que descubrir y trabajar
El cónsul de Sodoma, con Jordi Mollá como protagonista, se estrena cuando se cumplen 20 años de la muerte de Gil de Biedma, víctima del sida, poeta maldito, culto, liberal y valiente militante contra el franquismo. Su abuelo había sido ministro con la República. En su familia, hay otra política en activo, Esperanza Aguirre Gil de Biedma, presidenta de la Comunidad de Madrid.

Apuesto a que su desnudo dará mucho que hablar.
Bueno, con tantos miembros viriles como aparecen en la película y casi siempre empalmados, mi cuerpo es uno más y encima estoy en minoría.
¿Le costó desnudarse delante de todos los que estaban en el plató?
En absoluto y no es que presuma de eso, pero en la moda estás habituada a vestirte y desvestirte delante de mucha gente, no estás pendiente de quién mira y quién no, sólo importa que una cámara te pille en una mala postura. Pero Sigfrid Monleón, el director y todo el equipo me han cuidado un montón y el resultado es muy bello.

¿No le habían ofrecido antes hacer cine ?
Hubo dos proyectos, pero ese mundo no me llamaba mucho la atención. Uno de ellos fue hace un montón de años, para trabajar en El amante, la obra basada en la novela de Margueritte Duras y con Bruce Willis, nada menos. Unos amigos de mi madre propusieron mi nombre, pero el tema se quedó en nada y la película la hicieron otros.
A Eleanora Salvatore González, su familia italiana la llamó siempre Bimba, «niña»,y ahí se quedó, aunque su nombre verdadero resulta más elegante para algunos ambientes de la moda como Nueva York, donde ha trabajado como modelo desde que tenía 21 años. Su madre, Lucía, la hija mayor de Luis Miguel Dominguín y Lucía Bosé, y su padre, Sandro, un ingeniero italiano, vivieron con sus hijos en distintos lugares del mundo, como Estados Unidos, México o Inglaterra, y ese espíritu cosmopolita y nómada encaja perfectamente con la personalidad de Bimba y todo el clan Bosé Dominguín. «Del que me siento muy orgullosa. Ser miembro de esa familia me ha abierto muchas puertas, por eso me esfuerzo mucho por estar a su altura».

Las medidas de Bimba, 1,78 metros de estatura y 88-62-90 de pecho, cintura y caderas, la convierten en una mujer imponente, con un físico singular, entre andrógino, aparentemente agresivo y ambigüo, un poco garçon. Y sin embargo, es femenina y cercana, tiene mucho sentido del humor, buena educación, es trabajadora, llena de alegría de vivir y carente de todo divismo, cuando cualquier otra con esos genes, esos apellidos y ese curriculo familiar podría haberse montado una leyenda para vivir del cuento.
Yo soy más tímida que dura y a veces insegura, de ahí que pueda producir un efecto equivocado, aunque cada vez menos. Me psicoanalizo desde hace tiempo. En España eso se confunde con tener un problema o estar loco y no es así. Conocerte a ti mismo es bueno. Yo he tenido una infancia muy feliz. Era la primera hija, la primera nieta, la primera sobrina, era como la continuidad de los hermanos de mi madre. Por eso a Miguel y Paola los siento más como hermanos que como tíos.
¿Qué tiene de italiana? Porque me dice que se ha ido a pasar la Navidad a Italia.

La tierra tira. Mi padre es italiano. Mis dos abuelas también. La Bosé nació en Milán .La otra, la Salvatore, es romana. Además me encanta cocinar la pasta y se me da muy bien.
A pesar de su imagen vanguardista y moderna, Bimba tiene también de italiana un profundo sentido de la tradición, seguramente por eso se casó por la Iglesia con Diego Postigo, el padre de su hija Dora, que hoy tiene cinco años. Un chico de buena familia de Madrid, productor musical y fundador de The Cabriolets, la banda de blues, pop y soul con la que Bimba se inició hace pocos años en el mundo de la música.
El día de su boda también bautizaron a su hija Dora. Ambas ceremonias se celebraron en Rocamador, el hotel en el campo extremeño propiedad de Lucía y Carlos Tristancho, el segundo marido de su madre. La novia vistió un elegante conjunto de su amigo y socio el diseñador David Delfín, inspirado en un modelo de Dior de los años 40.

Aquel día Bimba lloró de emoción y felicidad. «Y eso que decía siempre que nunca me iba a casar. Hasta que sentí que era una necesidad que haría más firme nuestra relación. El matrimonio me ha dado madurez y serenidad Además, a mí me gusta la disciplina y que se respeten las costumbres».
Diego Postigo, su marido, y David Delfín, son los hombres más importantes de su vida, una relación en la que hay amistad, complicidad, negocios y relaciones afectivas. La pareja de Delfín es otro Postigo y Bimba añade: «David es mi hermano y mi socio. Hablamos mil veces al día aunque estemos al otro lado del mundo».
¿Cómo se las arregla para tener un marido, una niña y un grupo musical y no morir en el intento?
Me las arreglo sin más. Es cuestión de tener las prioridades claras. Mi marido forma parte de la banda, así que compartimos el 100% del tiempo, trabajo y vida las 24 horas del día. Si hay consenso y buena relación, estar juntos es una ventaja siempre que haya mucha generosidad.

¿Ser nieta de Luis Miguel Dominguín le hizo aficionarse a los toros ?
La verdad es que no. Me encanta el animal y la bestia, ver los toros en el campo es un lujo, pero no soy nada aficionada. Y mira que he ido a un par de corridas, lo he intentado, pero no he podido. Partiendo de que no me gusta que traten mal a los animales. Me encanta cuando indultan a los toros, es todo un gesto por parte del torero. Respeto la tradición y respeto la Fiesta, pero realmente hoy día ya no le veo sentido. Y hoy día creo que a los toreros les falta un compromiso fuerte, les veo más tipo estrellas.
No me imagino a Dominguín haciendo un catálogo para Dolce&Gabbana.
No sé, quién sabe. Yo también, gracias a mi nombre, soy modelo y cantante.
Me da la impresión que a veces no se entiende que en su imagen trasgresora hay mucho sentido del humor.

Pues claro, me encanta reírme de mi misma. El ridículo lo tengo muy a flor de piel. He pasado vergüenza con tantas cosas que prefiero sí avergonzarme pero de reírme, ¿sabes?
Los trajes que le diseña Delfín para los conciertos quieren parecer que va usted en pelota picada. Hasta tienen unos flecos que imitan el vello púbico.
¿Y no te encantan?
Bueno, son como una versión de lo que hace Madonna, es que usted no parece de este país.
Realmente están llenos de humor, pero hay muy poca gente que se da cuenta. A mí me encantó esa idea, me pareció una genialidad, pero igual para muchos se ha quedado en una anécdota.

¿Por que se cambia tanto el color de pelo, por imitar a su abuela?
No, es ella la que me imita a mí, es broma. Nos llevamos muy bien… cuando nos encontramos, porque la verdad es que ella no para y yo tampoco, así que nos vemos poco.
¿Le gustaría hacer cine con ella?
Bueno, lo que más. Aunque no he visto todas sus películas, me parece maravillosa.
Lucía Bosé siempre dice que le horroriza ejercer de abuela, que no quiere que lea hagan cuidar de sus nietos… ¿No suena un poco a provocación?
Seguramente porque, diga lo que diga, ella es muy italiana, muy mamma y más ahora que tiene una bisnieta. Pero en nuestra familia hay mucho de eso de renegar de cosas, de renunciar a lo familiar y a la posición que le ha tocado a cada uno. Oyes decir: «No es mi sobrina, es mi amiga» y cosas así. Mi abuela y Luis Miguel eran gente rompedora y moderna, aunque en el fondo tradicionales. Se casaron en Las Vegas pero cuando volvieron a España lo hicieron por la Iglesia.

¿El clan se reúne a menudo?
Somos un poco despegados en las formas y algo anárquicos, pero si pasa algo allí estamos como una piña. Hace poco estuvimos juntas las chicas de casa para un reportaje para Vanity Fair. Aprovechamos situaciones en que nos tenemos que reunir a la fuerza porque la verdad es que cada uno va por libre. Somos muy independientes.
¿Cómo es su hija Dora? ¿apunta maneras de artista?
Es preciosa, divertida, con el mismo sentido del humor de su padre. Le encanta la música y el cine, mira las películas una y otra vez. Ella será más actriz que yo, seguro. En todo caso, será lo que ella quiera. Mis hermanos y yo hemos vivido desde niños en un ambiente de artistas y eso influye, estás como predestinado.

¿Se vestiría alguna vez de alguien que no sea su amigo David Delfín?
Me encanta Dior, me gusta Margiela, adoro a Jean Paul Gaultier, pero en España tampoco es fácil conseguir su ropa. Para mí, David Delfín es más que un hermano y tengo con él un compromiso como imagen de marca, aunque no renuncio a otras firmas. Por ejemplo, me encanta Rangler para cosas de diario y vaqueros.
No la imagino vestida como la Princesa Letizia.
Pues no me queda mal, no creas, pero es importante sentirte cómoda

03 febrero 2017

Como llega a ser una Miss

Cuando tenía 10 años y vivía en Cuba, su pasatiempo favorito era dibujar mujeres. Delante de un folio en blanco, Osmel Sousa trazaba rostros perfectos de carbón, con líneas sensuales y mentones sugerentes. Así aprendió a moldear la figura femenina. Su familia nunca entendió sus extraños hobbies. Le animaban a jugar a la pelota, pero Sousa prefería organizar en su cuarto concursos de belleza.
«Con sólo mirar a una mujer sé lo que le falta y lo que le sobra», explica a La Otra Crónica el conocido zar de la belleza, que desde 1981 preside la Organización Miss Venezuela y ha esculpido a las últimas venezolanas ganadoras del cetro universal de la perfección física. Criadas al calor de su certamen han sido las más recientes Miss Universo. Dayana Mendoza lo hizo en 2008 y Stefanía Fernández, de ascendencia española, que ostenta el cargo en 2017. La última en subirse a su tren fue la estudiante de arquitectura Marelisa Gibson, de 21 años y 1,78 m. de estatura, proclamada Miss Venezuela en septiembre.

En cada nueva selección de candidatas, la escena se repite. Osmel escudriña con su mirada cada rincón del cuerpo y la cara de la modelo. En 1970 empezó asesorando a aspirantes a Miss Venezuela y diseñando trajes de gala. 10 años después era el alma del certamen. Este es el decálogo que el visionario de la belleza brinda a LOC en el día de la celebración del certamen de Miss Mundo en Sudáfrica, en el que la primera dama de honor 2017, la granadina Carmen Laura García, de 22 años y 87-63-90 de medidas, representará a España:

1 / MEZCLA DE RAZAS
El mestizaje de las mujeres venezolanas es un factor importante. «Aquí la mezcla de razas hace que sean muy especiales», afirma. La actual Miss Universo, Stefanía Fernández, por ejemplo, «tiene una mezcla de antepasados españoles, polacos, rusos y venezolanos», agrega Sousa.

2 / DEDICACIÓN
«Las mujeres venezolanas no son más atractivas que otras, sólo más dedicadas. Se toman el concurso como un trabajo», explica Joaquín Riviera, asistente de Sousa y productor de la Organización Miss Venezuela, propiedad del magnate Gustavo Cisneros, uno de los hombres más ricos del continente, según Forbes. La Quinta Miss Venezuela, como es conocida esta fábrica de bellezas forma en sus pasillos cada año a 30 de las mujeres más guapas del país.

3 / TRABAJO
Los cursos impartidos por Miss Venezuela, que superan las 10 horas diarias, incluyen gimnasia, clases de oratoria y responsabilidad social, baile, pasarela y maquillaje. Esto ocupa a las misses desde las 6.30 hasta las 20.30. La fórmula Osmel, que ha entrenado a seis Miss Universo y cuatro Miss Mundo, es dedicarse las 24 horas a este oficio. La organización también ojea a chicas de 16 años y les pide que se presenten cuando cumplan la mayoría de edad.

4 / DINERO
Fuentes de la organización valoran hasta en 300.000 euros el coste de formar a cada chica para convertirla en Miss. El precio incluye entrenadores físicos, profesores de inglés y de oratoria, vestidos y trajes, y por supuesto, el bisturí. Sólo en maquillaje, las modelos usan hasta cinco capas de base, siete de polvos, y después de agua de rosas o Evian para minimizarlo.

5 / RETOQUES Y ARREGLOS
«Cuando veo un defecto, quiero corregirlo. Me gusta la perfección», señala Sousa. «Yo quiero que sean más bellas de lo que ya son. Sólo se dan orientaciones. Si hay que recurrir a un retoque, se hace. Nunca he sugerido que se hagan cirugías drásticas... son apenas retoquitos».

6 / MANEJAR A LA PRENSA
«No hablar de política». Es la primera regla de Sousa. Opinar sobre el presidente de Venezuela no es glamouroso. La modelo tiene papeletas de salir mal parada si aborda la polémica figura de Hugo Chávez. Pero, ¿qué hacer cuándo un periodista le pregunta si está operada? La respuesta es un: «Júzgalo tú mismo», y luego poner cara de princesa.

7 / CALIDAD AUN EN CRISIS
En esta edición, la crisis obligó a los organizadores a apretarse el cinturón y ser más selectivos. Por esta razón, redujeron en un tercio el número de aspirantes, de 30 a 20, «para no mermar la calidad del espectáculo», comenta Riviera.

8 / SINCERIDAD
La fórmula del éxito, señala Sousa, es decir las cosas como son, «sin hipocresías». «Digo lo que todo el mundo piensa pero que nadie se atreve a decir… Si una muchacha está gorda o es fea, lo diré. La realidad es cruda, pero es la realidad».

9 / ACTITUD
El zar de la belleza no se fija en el 90-60-90. «Ser reina de belleza es una actitud muy especial, porque no es una modelo o una muchacha corriente, es algo profundo... Cuando una joven entra por la puerta, por su forma de ser te puedes dar cuenta de que es una reina de belleza. Muchas veces yo no he sabido describirlo».

10 / CUIDAR LOS DETALLES
En el último certamen de Miss Universo, Stefanía Fernández sorprendió en la final con un estilo que recordaba a la Rita Hayworth de los 50. Su pelo se tuvo que lavar y peinar con agua mineral porque el agua de la isla restaba color y volumen a su cabellera. También les enseña cómo reaccionar ante imprevistos, incluidos gestos graciosos después de una caída en pasarela. 

24 mayo 2016

Como cuidar los labios

Al ser un foco de atracción, los labios necesitan presentar siempre un aspecto óptimo. Pero son los primeros que sufren las inclemencias del tiempo por lo que, a menudo, se resienten.

Para mantenerlos cuidados y maquillados hay que comenzar por tratarlos de forma que no se resequen y su superficie se vuelva desigual y áspera. 

La firma Nuxe tiene un producto estelar que se encarga de exfoliar, hidratar y nutrir de forma rápida para que las arruguitas no se ceben en ellos. Se trata de Baume Lèvres, un bálsamo que deja suaves, elásticos y tersos los labios estropeados gracias a sus activos procedentes de la miel, la manteca de karité, los aceites de caléndula y de almendras, más la vitamina E y la cera de abejas. Se aplica cuantas veces se desea mediante ligeros pases con la yema de los dedos.

Pero existe además un producto en el mercado que consigue de forma milagrosa engrosar los labios delgados sin necesidad de someterse inyecciones de colágeno.

Hyperfull de Max Factor es una barra de labios que, además de proporcionar color y brillo de larga duración, actúa directamente sobre la capa superficial de los labios, hidratándola gracias a su sistema VitalHBooster que combina un agente hidratante con las vitaminas B5 B3 y E.

Esta fórmula exclusiva incide en las células de las capas superficiales de los labios expandiéndolas. Las células se alinean y uniformizan incrementando su volumen y recuperando su forma ideal.

Por último, la máxima innovación tecnológica en hidratación y color llega de la mano de Lina Bocardi con la presentación de su línea Forever Comfort Lips, la barra de labios que mantiene el equilibrio perfecto entre larga duración y comodidad. Su fórmula líquida, hidratante y cremosa favorece una aplicación fácil y confortable.

17 mayo 2016

Las cremas anticelulitis no sirven para nada

Son realmente eficaces las cremas? ¿Cuál es la mejor? ¿Cuánto tardará en hacer efecto? Estas preguntas se relacionan inevitablemente con la llegada del verano. 

Tras meses de olvido y abandono, les llega el turno al glúteo y a los muslos. Es lo que se dice todo un desafío, porque la que esté libre de celulitis se puede considerar muy afortunada. En cualquier caso se debe prevenir aplicándose alguno de los tratamientos anticelulíticos que toda mujer debe utilizar tan a menudo como le sea posible.

En la constancia reside la eficacia. Aplicados a diario durante todo el año mantienen la piel alejada de esta modificación sufrida por el tejido conjuntivo debido, sobre todo, a tres problemas que, a su vez, abarcan numerosos trastornos:

Acumulación de grasa en los adipocitos en forma de triglicéridos.Una vez que la celulitis se instala en profundidad tiende a empeorar, ya que el número de adipocitos no se mantiene constante, sino que cada vez es más numeroso y, por lo tanto, aumenta la capacidad de almacenamiento de grasa.

Envejecimiento del tejido por acción de la glucosa sobre las fibras de colágeno (glicación): fenómeno por el que éstas se endurecen y, al quedar rígidas, dan lugar a la piel de naranja porque comprimen y engloban las células, creando unos micromódulos que van evolucionando y causan la pérdida de elasticidad del tejido conjuntivo.

Empeoramiento de la circulación sanguínea, produciendo éxtasis venoso que favorece la retención de agua y toxinas, lo que significa aparición de edemas en el abdomen, las piernas y los tobillos.Por la misma comprensión y endurecimiento de las fibras de colágeno y elastina también quedan estranguladas las vías venosas.

Son, por lo tanto, varias las respuestas a las que tiene que atender cualquier producto anticelulítico en sus diferentes texturas -crema, gel, fluido o espuma- y formatos -tarro, spray, ampollas y tubo-, todos los productos comparten el objetivo común de dejar la piel uniforme, lisa y suave.

Como es lógico, si previamente se ha sometido a la piel a una exfoliación, el anticelulítico será mucho más eficaz. Las investigaciones realizadas por los laboratorios de las firmas han desembocado en la composición de fórmulas complejas que se sirven de una doble acción, como la de E¿Lifexir Minucill Duactiv, que consta de dos fases: lipocombustión (efecto calor), que aumenta el desgaste de grasas, y liporregulación (efecto frío), que cierra los poros y favorece el intercambio de toxinas y líquidos.

Para reafirmar el tejido existen diferentes ingredientes de probada eficacia que se incluyen en productos como Abdo-Choc, de Biotherm, Lift-Fermenté, de Clarins, y Bio Energic, de Orlane: el cacao, que estimula la eliminación de grasas (lipólisis) deshaciendo el acolchado de la piel; la cafeína, que destruye los depósitos de adipocitos; la centella asiática, drenante en la síntesis del colágeno; la carnitina, que elimina los ácidos grasos; la glicerina, que contribuye a mantener la humedad de las capas superficiales de la piel, y la manteca de karité, que deja la piel más lisa y proporciona una sensación de confort cosmético.

Helada y efervescente. El frío ejerce un efecto destructivo frente a la celulitis. Mincifit presenta una espuma fría con un sorprendente efecto helado y efervescente que proviene del mentol, un extracto vegetal que mejora la circulación y la absorción de los principios activos, además de favorecer la microcirculación. Todo ello provoca la descongestión de los tejidos y disuelve la celulitis. Una textura gaseosa que, unida a la acción hielo, ayuda a quemar las grasas y a estimular la circulación sanguínea. Éste facilita la circulación venosa y, por lo tanto, los intercambios.

Cuidados internos. Cuando la celulitis da la cara no es más que la punta de iceberg. Es en el interior donde, en realidad, está lo peor. Por este motivo es muy importante la alimentación.

El agua ayuda a eliminar las toxinas en el organismo la cantidad de agua que debe consumirse varía de persona a persona, pero al menos se recomiendan ocho vasos diarios.

La sal es una enemiga mortal porque contribuye a la retención de líquidos en el cuerpo. Es muy recomendable sazonar a la antigua usanza, con hierbas aromáticas (tomillo, salvia, albahaca...).

La fibra natural en los alimentos ayuda a que el sistema digestivo funcione bien y elimine sin problema los residuos. Come vegetales frescos, hojas verdes como la espinaca y evita las harinas y azúcares refinados. También las grasas porque, además de engordar, contribuyen a la acumulación de toxinas. Esquiva especialmente las grasas saturadas como la mantequilla. Elimina los alimentos fritos del menú. Y nada de bebidas carbonatadas, ya que están llenas de ingredientes artificiales y carecen de nutrientes.

10 mayo 2016

A las europeas les ha dado por ponerse tetas

Cuatro meses después del escándalo de Janet Jackson en la Super Bowl, el pezón vuelve a convertirse en fuente de polémica. Esta vez ha ocurrido a este lado del Atlántico. Irlanda y el Reino Unido han censurado el anuncio que invita a los europeos a votar en las próximas elecciones.

Irlanda lo ha prohibido por completo, y el Reino Unido lo ha editado. ¿Por qué? Porque lo que para unos constituye un acto natural, para otros es de naturaleza sexual.

La imagen de un bebé eligiendo entre los dos pechos de su madre a la hora de comer -una metáfora de los europeos decidiendo a quién votar en las próximas elecciones- ha sido definida como de contenido sexual debido a que en ella se puede ver el susodicho pezón.

Este viernes, los 2.200 cines británicos en lo que se van a emitir los anuncios censurados mostrarán la mano del bebé tapando el pezón de la madre y luego siendo amamantado, de forma que no se verá nada que pueda herir la sensibilidad de los espectadores.

El anuncio, realizado por el Departamento Audiovisual del Parlamento Europeo, fue realizado con un público multinacional en mente.

De fondo suena una melodía a la que se va superponiendo una voz con el siguiente mensaje: «Has estado votando desde que eras pequeño: no pares ahora. Elecciones europeas, el 10 de junio [en el Reino Unido se vota el día 10, jueves, aunque los resultados se dan a conocer el día 13 por la noche, como en el resto de la Unión]».

En Irlanda ni siquiera se va a emitir el anuncio, censurado o no. Aquí ha sido la Asociación de Anuncios de Cine (Cinema Advertising Association) la que ha tomado una decisión que ha sorprendido a muchos. Desde los años 70, el Gobierno hace campañas para conseguir que más mujeres den de mamar a sus hijos.

El año pasado, el Ejecutivo emitió una declaración institucional recomendando que se hiciera al menos hasta que el bebé tenga seis meses.

Sin embargo, es cierto que rara es la vez que alguien puede ver en el Reino Unido a una mujer dándole el pecho a un bebé en público.

Sorprende también por ser éste uno de los países con la prensa sensacionalista de peor gusto del mundo. Cada día, los tabloides muestran enormes senos en sus portadas.

Especialmente famosa es la página 3 de The Sun, donde se exhíben las imágenes de las chicas-calendario que luego aparecen colgadas en las cabinas de los camioneros.

Una diputada laborista, Julia Drown, puso de manifiesto así esta contradicción: «Hay una minoría de personas en este país que se siente ofendida al ver a una madre amamantando a su hijo en público. Lo consideran grosero. Sin embargo, nadie protesta por los millones de senos que nos echan a la cara cada día los tabloides».

Alistair Gammell, de la empresa MNC, que ha planeado la campaña en el Reino Unido, dijo a The Guardian que le da vergüenza pensar en lo que el resto de europeos estará pensando de los británicos: «Que somos unos reprimidos». Quizá.